Team building: empleados actuando al unísono

Viaje de team building: cómo realinear al teletrabajador con la empresa

Publicado el

Los empleados que teletrabajan, de forma completa o parcial, son más proclives a participar plenamente en actividades de team building. Especialmente, si la acción se lleva a cabo en espacios absolutamente alejados de la empresa y de su entorno laboral. De hecho, según un informe de la empresa de recursos humanos alemana Jobbo, lo reclaman para reconectarse con la empresa.

Con la pandemia, muchas empresas se iniciaron en el teletrabajo. Hoy, aunque muchas han regresado al desempeño presencial, muchos puestos siguen teletrabajando y los empleados mantienen contacto con sus superiores y compañeros por medios telemáticos o, de forma aislada y presencial, algún día a la semana.

Los efectos del teletrabajo han sido muy estudiados. Produce sobrecarga laboral en el empleado, desconexión con sus colegas y pérdida de capacidad del ejercicio de sus derechos laborales. Pero, además, implica dificultades en la comunicación interpersonal con sus compañeros y jefes y una cierta desalineación con los objetivos de la marca.

Lo que espera el teletrabajador del team building

Tanto los departamentos de Recursos Humanos como los propios trabajadores consideran que las actividades de team building pueden servir para atenuar estos efectos. Los empleados, según el informe, esperan de estas acciones 6 consecuencias directas:

  1. Participación. Esperan sentirse partícipes de los objetivos y capacitados para conseguirlos.
  2. Pacificación. El team building sirve para eliminar roces conscientes con otros miembros del equipo. Mejora la comunicación dentro del grupo y desarrolla habilidades de organización.
  3. Claridad. Durante las sesiones averigua qué se espera de él concretamente y se plantea si será capaz de lograrlo. Si puede lograrlo, aumenta su autoconfianza.
  4. Ubicación. Identifica quiénes son los lideres informales de los proyectos y delimita su rol propio y el de los demás.
  5. Marca. Se imbuye de la cultura de empresa y de marca, adoptando las variaciones que se hubieran producido.
  6. Pro-actividad. La descontextualización espacial y funcional de las relaciones con los superiores le permiten salirse de la norma y aportar soluciones verdaderamente creativas que ha madurado a lo largo del año.

Por lo tanto, el team building es más necesario que nunca.

Los trabajadores pueden volver a verse las caras, sintiéndose parte real de la empresa. Pueden comprender mejor las situaciones laborales compartiendo un tiempo con sus colegas.

Los viajes de team building organizados por Villà Viatges

Pero la clave del éxito de una operación de team building es la descontextualización de las acciones. Deben desarrollarse otro tipo de actividades ajenas por completo a las labores y al ámbito de conocimiento de la empresa y, además, deben desarrollarse en hábitats lejanos y completamente distintos tanto del lugar de trabajo del empleado como de la empresa.

Una actividad de team building triunfadora es como las que Villà Viatges puede organizar. Es original y exclusiva y en un escenario idóneo, en el que nadie va a repetir los comportamientos y situaciones estandarizadas en la operativa de la empresa.

Siempre estará bajo el control de la dirección de Recursos Humanos y contará con la plena asistencia de nuestro equipo profesional, para que no tengan que preocuparse de nada. Ni de transportes, alojamiento, medios o elementos necesarios para las actividades.

Para reforzar el recuerdo de la idea que se ha querido inculcar durante las sesiones de juegos, deportes y talleres, los participantes reciben unos detalles conmemorativos que el teletrabajador tendrá siempre a la vista. En su casa.